miércoles, 4 de enero de 2012

Entrevista a Laura Falcó


Directora general área especializada en el Grupo Planeta

       Para la siguiente entrevista, me tuve que desplazar a la ciudad condal en donde acabo de aterrizar. El viaje a sido algo movido por las turbulencias. Pero bueno ya estoy en el aeropuerto del Prat. Es un aeropuerto impresionante y puede que sea por el día en el que vine pero me encontré un aeropuerto lleno de gente corriendo de aquí para allá; algunos como pollos descabezados al oír que su vuelo se retrasaba. En fin el típico bullicio de un aeropuerto grande. Me costó un poco encontrar la salida gracias a mis eternos despistes y el querer tomarme un café antes de poner rumbo hacia mi destino final. Al salir por la puerta me quedé pasmado cuando me encontré con el mismo conductor de la vez anterior. (ver entrevista a Martín Expósito), esta vez no tenía el cartel de la otra vez en el que ponía Sr. chipi. Era como si ya supiese que me tenía que dirigir a él. Cuando nos cruzamos la mirada ni  se inmutó. Tan solo abrió la puerta del coche a la espera de que yo entrase en el vehículo. Era el mismo volvo de lujo de los años 90, la verdad la próxima vez
que me monte en ese coche prometo mirar  el modelo. Una vez dentro me encontré una americana azul oscura y muy bonita por cierto, unos pantalones a juego cinturón, corbata y camisa blanca todo a juego. La verdad me extrañó todo eso.

-Póngase el traje señor – el conductor se volvió hacia mi antes de arrancar el coche.
Yo no iba mal vestido. Llevaba mis Levis 501, una camisa de cuadros a juego y mis zapatos  de ante marrón.  Bien vestido pero informal, para hacer una entrevista no necesitaba más. Me extraño la petición.

-Disculpe y que voy a vestirme así en el coche – yo no pensaba cambiarme delante de nadie y menos en un coche circulando.

-Cámbiese por favor – el chofer pulsó un mando en el salpicadero del coche. Lo que a continuación sucedió fue una autentica pasada, Se oscurecieron los cristales traseros del coche y entre el conductor y yo salieron unos cristales de color oscuro. Se había quedado todo reducido a un habitáculo algo agobiante pero ahora no me verían nada al cambiarme. Bueno ni yo veía nada que no había luz. – Perdone no veo ni torta – fue decirlo y enseguida se encendió una tenue luz que aunque no era mucho, me permitía ver. Comencé a cambiarme rápidamente. Para mi sorpresa el traje era de mi talla, los zapatos y todo. Esto sí que me mosqueaba mucho.  Lo que no sabía era el porqué de toda esta parafernalia.  Si mi intención era hacer la entrevista, ver un poco de la ciudad condal y volverme por la tarde en el último avión a Santander. Algo me decía que mis planes no saldrían como yo esperaba. Tras una buena pelea con el traje deje mi ropa bien doblada (lo que me permitía el sitio) y ya estaba listo. Esperaba haberme hecho bien el nudo de la corbata por que sin un espejo y fiándome del reflejo tenue de los cristales oscuros pues no esperaba habérmelo puesto todo bien.

Dirección de los sellos Minotauro,
Timun Mas, Libros Cúpula, Esencia y Zenith
     Al cabo de un buen rato  escuche la voz del conductor – Señor espero que esté listo voy a bajar los cristales – y así lo hizo. Está vez en el coche estaba sonando Luz casal en la radio del coche. El chofer no es que dijese mucho porque estaba limitándose al tráfico tan intenso que había en Barcelona. Vi de lejos la sagrada familia, un edificio raro en forma de bueno supositorio gigante, hasta llegar a mi destino. El coche se detuvo y el chofer me abrió la puerta.  – le están esperando yo me encargaré de guardar su ropa, luego la recuperará.

      Se acercó a mi otro caballero también vestido como yo, con un traje de chaqueta y pantalón. – Por favor acompáñeme, siento mucho que tengamos que cambiar de localización. Me han pedido que le lleve a su destino. – El joven se acerco a otro coche negro tipo limusina. Yo ya estaba preocupado. No sabía dónde estaba, perdido totalmente en Barcelona, dado que no conocía en absoluto la ciudad. En otro coche con otro desconocido  que me llevaba a dios sabe dónde.

      Después de un buen rato de callejear llegamos a un sitio que la verdad no se si era un hotel, o que narices era, dado que me abrieron la puerta un señor con traje de conserje antiguo estilo de los porteros de los grandes hoteles de lujo. El chico que me llevo hasta allí no me dejo apenas fijarme en nada. – vamos por favor muévase que tenemos poco tiempo y el tráfico nos ha retrasado. Perdone todo otra vez ya siento que vaya todo tan rápido. – Me introdujo en una sala que había mucha gente muy elegante, trajes caros, y mucha joya en las señoras. Ahora entendía lo de mi traje, si llego a estar allí con mis vaqueros hubiese hecho el ridículo. – Estamos en la fiesta de la presentación de los ganadores del último "Premio Planeta". Tómese algo mientras voy a buscar a la Sra. Laura. – El chico me dejó con la palabra en la boca y se marchó deprisa. Yo cogí de un camarero que me ofreció unos canapés y otro un cóctel de algo, me imagino que fuese de champan. La verdad es que estaba muy rico. Algunas personas me miraban raro, otros me saludaban como si me conocieran de toda la vida, pero estaba seguro que era pura cortesía. Seguro que por dentro se preguntarían quien narices era yo.  La espera se me hizo algo agradable después del tercer cóctel, que hizo que perdiese toda vergüenza. Pensé ya que estoy aquí por lo menos disfrutaré del ambiente que esto yo no lo puedo vivir muchas veces, por no decir que ninguna vez hasta ese momento. Me pareció ver a gente conocida. Luego llego mi entrevistada.

-Perdón, eres chipi ¿verdad? – se me acercó la persona que estaba esperando.

-Si. Usted es Laura Falcó – Venía con un traje elegante de fiesta, unos pendientes de lujo (vamos no se si eran brillantes o que, no soy un experto en joyas)

- Por favor llámame Laura. Lo  de Usted me hace sentirme más vieja.

-Perdón no era mi intención – la verdad es que por tratar de ser educado, me sentía un poco incomodo ante la sensación que tenia de haber metido la pata.

-Disculpa toda esta parafernalia pero tenía que hacer hueco para la entrevista. Espero que no te molestase lo del traje y las vueltas de aquí para allá. – Laura sonreía mientras me guiaba a una  sala aparte donde poder realizar la entrevista. Me sorprendió su alegría, vitalidad aparte de su control de la situación.

       La sala era elegante con un sofá blanco, una lámpara de araña muy bonita, en su totalidad muebles clásicos pero muy elegantes. Me sorprendió el silencio que había en la sala a pesar de estar al lado mismo 
del bullicio de la fiesta.

-Si estas muy atareada podemos dejar para otro momento la entrevista.

-No. No te preocupes

- Pues comencemos y así no te robo mucho tiempo – la verdad estaba igual de nervioso que cuando hice a Martín la entrevista. Aparte que me impresionaba la combinación de seguridad, buen gusto y porque no decirlo belleza de la entrevistada. – Lo primero que me gustaría darte las gracias por permitir que te entreviste. Y Segundo recordarte que si alguna de las preguntas no deseas contestarla, con total libertad, no la contestes.

-¿Quien es Laura? ¿Cómo te describirías? Imagina que estas ante una entrevista de trabajo y quieren saber cómo eres. – Me sorprendí a mi mismo con el atrevimiento de la pregunta.

-Laura es una mujer sobretodo alegre, creativa,  pasional, algo loca y divertida, que no soporta a la gente gris o que está todo el día quejándose.  Probablemente, los que me conocen bien dirían que soy algo soñadora, a veces demasiado impulsiva, pero incuestionablemente noble y fiel tanto con las personas que quiero, como con mis ideas.

-¿Cómo recuerdas tus estudios? -  Casi tartamudeo con la pregunta tan sencilla.

-Siempre fui una buena estudiante aunque he de decir que nunca estudie más de lo necesario.  No sabría decir cual fue la mejor época ya que disfrute por igual del colegio, de la universidad, o  de los postgrados. Creo, que en los estudios, al igual que en el trabajo, hay que saber encontrar el equilibrio entre el ocio y la obligación.

-¿Tienes alguna anécdota graciosa o simpática con algún profesor?-Ella bajó la cabeza un poco sonriendo, como si estuviese intentando recordar algo y yo pensé que no me contestaría pero con esa alegría que desprendía me contestó.

-Muchas. Aunque era estudiosa era un poco trasto. Quizás la más graciosa fue cuando unos compañeros de estudios apostaron conmigo a que no era capaz de darle una colleja a un profesor y decirle “estrenas” el día en que se cortó el pelo. Evidentemente lo hice y tuve la mala suerte de que perdiese el equilibrio y se empotrase en una maceta que había en el patio de la escuela, abriéndose una brecha en una ceja. – siguió sonriendo mientras me contaba la anécdota. Estaba sorprendido gratamente en honor a la verdad.

-¿Qué opinión te merece que actualmente se le esté dando más importancia a la FP frente a los estudios universitarios?

-Creo que es una evolución lógica del mercado. Durante mucho tiempo todo el mundo quería tener carrera superior y casi nadie se dedicaba a los oficios. Ahora hay déficit de mano de obra cualificada y los que se dedican a ello ganan a veces el doble que los licenciados.

Se considera"Alegre, creativa,  pasional,
 algo loca y divertida, que no soporta a la gente gris o que está todo el día quejándose"
-¿Cuál fue el primer trabajo que tuviste?, como lo conseguiste. (entrevista, amistades, oposiciones, etc.).

-Fue de profesora de inglés. Me quedaban dos años para terminar la carrera de Filología Inglesa y junto con una compañera de estudios presentamos nuestro curriculum a una escuela de idiomas.  Nos cogieron a las dos.

-En relación con tu primer trabajo, ¿Cómo te sentiste cuando recibiste ese primer sueldo? (si quieres puedes indicar de cuanto fue.) – A medida que avanzaba la entrevista me fui olvidando de los nervios.

-Bueno, en esa época el sueldo era para gastar en caprichos y era un lujo poder tener esa autonomía.

-¿Te supuso mucho esfuerzo encontrar dicho trabajo?- su respuesta fue rápida como el rayo.

-Ninguno. A diferencia de cómo está ahora el mercado entonces si querías trabajabas.

-Retrocedamos un poco... uumm ... que querías ser cuando eras niña. ¿Te imaginabas que algún día ibas a tener lo que has conseguido a día de hoy?

-De niña quise ser tantas cosas, que algunas seguro que las olvido.  Quise ser diseñadora de modas, cantante, veterinaria, arquitecto… - Se quedo unos segundos en silencio y continuo -De todas formas, siempre supe que mi camino podía terminar vinculado al negocio familiar.

-Según tu mirada crítica ¿crees que debiera haber más mujeres entre los directivos de empresas?

-Seguramente sí pero aún existen mucho prejuicio y en algunos sectores más que en otros.

-Todos queremos jubilarnos algún día. Siempre hablamos que cuando me jubile hare tal o cual cosa; aprenderé esto o viajare allá... Aunque ya sabemos que te queda mucho para jubilarte… ¿Qué es lo que desearías hacer cuando llegase dicho momento?

-Viajar mucho, seguir escribiendo y probablemente tener más tiempo para todos los hobbies que tengo que son muchos.

     Nos interrumpió un camarero que nos trajo un par de copas  y unos canapés por si deseábamos tomar algo. Cosa que agradecí ya que tenía la boca algo seca de los nervios. Tomamos unos canapés. Mientras charlábamos de la fiesta. Le comenté anécdotas que me había pasado en alguna que otra boda. Ella me comento anécdotas sobre fiestas. Aparte de algún que otro detalle de algunos autores, vamos lo que se dice una conversación circunstancial para olvidar un momento la entrevista.

-Bueno si te parece bien continuamos con la entrevista.

-Bien no hay ningún problema.

-¿Cual fue tu primer contacto con la informática?

-Fue con los primeros ordenadores personales, con los Spectrums. En casa siempre hemos sido muy tecnológicos.- sonreí porque me vino a la mente que yo también tuve uno y así se lo indique.

-¿Qué aparato informático usas  más? (Smartphone, Ipod, portátil, etc.)

- Uso Pc, IPad, IPod, IPhone,…

-Ahora  voy a realizar una serie de preguntas breves para que describas cual. Te gusta más:

-Ipad

-El que más odias.

- ninguno

-El que te compraste por mero capricho a sabiendas que no lo necesitabas:

-Ipod

-¿Facebook o Google+?

-Facebook -por cierto la podréis encontrar por su nombre en Facebook

-¿Prefieres  Cámara digital o analógica?.

-Como cómoda la digital, pero por calidad la analógica.

- Muchos te conocimos a través del programa la rosa de los vientos  en la sección "La Biblioteca de Laura Falco" - ¿Que tal fue la experiencia de la radio?

-Con Bruno y el equipo de la Rosa llevo colaborando desde hace más de tres años. Algo que empezó como un “vamos a probar” al final nos gustó a todos y se convirtió en una sección fija y yo en parte del equipo.

Ejemplo de Bisuteria del Blog "La bisutería de Laura"
-Gran  editora, pero también escritora al menos en tu blog (El blog de Laura), que yo conozca,  ¿Te has planteado reunir los más de 170 relatos que tienes en tu blog en un libro?

-Efectivamente, hace unos meses una agencia literaria se interesó por mis escritos y me propuso representarme. Espero que en breve pueda deciros que el libro ya está a la venta.

-Me he fijado en tu blog nos haces referencia a otro llamado La bisutería de Laura, La bisutería que tienes en ese blog ¿ la haces tú?

-Sí también. Como puedes ver soy muy creativa. Todo lo que sea manualidades me encanta. Además de eso también hago maquetas, casas de muñecas, dibujo…y si me guardas el secreto te diré que también me encantan los karaokes.

-Dibujas, escribes, haces manualidades, trabajas...buufff!!! ¿De dónde sacas el tiempo para todo?

-Siempre he dicho que cuantas más cosas haces más aprovechas el tiempo. En general todos desperdiciamos muchas horas al día.

-Me da la sensación que estamos ante una Supermujer… ¿si te concediesen un superpoder cual te gustaría que fuese?

-De supermujer nada, simplemente una mujer que como muchas otras trabaja, tiene hijos y hobbies.- hizo una breve pausa – no obstante no sé si querría tener un superpoder. Tengo la sensación que ese tipo de cosas a la larga se vuelven en contra. Por ejemplo, imagínate que pides saber lo que piensan los demás. Según lo que piensen de ti te pueden amargar la vida.

-Te gusta la lectura de libros esotéricos entre otros muchos y variados temas... ¿Cuál es el tema que más miedo o respeto te ha dado?

-Indudablemente el espiritismo y la ouija. La gente no es consciente de todo lo que pueden ocasionar estas prácticas y muchos las usan como un juego. Desde mi experiencia personal con estos temas, que es bastante más extensa e intensa de que lo a veces quisiera, puedo decir que  a los muertos hay que dejarlos en paz, que nunca sabemos a qué estamos abriendo la puerta cuando practicamos estas disciplinas.

-¿ebook o Libro de papel?

-Depende del momento.

-Cuentan, comentan, dicen, rumorean en las trastiendas, y no se lo cuentes a nadie,  que hay editoriales que quieren subir el precio de los libros digitales para combatir las presuntas y futuras perdidas que van a tener por la piratería de este tipo de libro. ¿Cuál es tu opinión al respecto? – la pregunta parecía una broma para la directora de una editorial. Pero no se me ocurrió nada mejor.

-Eso no tiene ni pies ni cabeza. Subir los precios es equivalente a más pirateo. Lo que hay que hacer es ajustarlos lo máximo posible para que no compense piratearlos.

-Y para terminar ¿Qué pregunta te gustaría que te hiciesen en una entrevista y nunca te la han hecho? como es obvio cual es la respuesta a esa pregunta?...- Esta pregunta creo que la voy a dejar como mi firma personal en las entrevistas..jejejeje.

-Ahora mismo no se me ocurre ninguna.

La verdad es que se me pasó volando el tiempo de la entrevista. Le agradecí, de nuevo, a Laura Falcó el tiempo que me había concedido y le pedí disculpas si le había molestado alguna de las preguntas. Nos dirigimos otra vez a la fiesta. Yo permanecí un rato más hasta que me localizó el chofer que me trajo desde el aeropuerto. Llevaba una bolsa con mi ropa. Me condujo a otra sala donde me pude cambiar a mi ropa. Me llevó de nuevo al aeropuerto, me entretuve un rato viendo los aviones aterrizar y despegar, antes de coger el que me traería de vuelta a mi casa.

Se ha producido un error en este gadget.